Cerrar filtros

Filter

  •  
  •  
de a

Conmutador KVM

Für die Filterung wurden keine Ergebnisse gefunden!
Der Anschluss des KVM erfolgt per USB (Tastatur / Maus), 2x 3,5mm Klinke (Audio Mic/Line) und Dual HDMI-Monitor über die zwei mitgelieferten Anschlusskabel sowie zwei weitere HDMI-Kabel (nicht im Lieferumfang) an die Computer. Über den zusätzlichen USB-Port in der Front lassen sich zudem externe Datenträger, wie z.B. USB-Sticks, anschließen und verwalten.
Artículo No.: 4260455643450
100,90 €
inkl. MwSt zzgl. Versandkosten
Disponible del fabricante
28 pieza ·
2- 5 días laborables

Conmutador KVM: controle sus ordenadores o servidores con una sola consola

Si se dedica a controlar varios ordenadores o servidores y está cansado de saltar constantemente de una consola a otra, un conmutador KVM puede ser la solución que está buscando. Un conmutador KVM es un dispositivo de hardware que le permite controlar varios ordenadores o servidores desde una única consola. Esto le permite ahorrar espacio, tiempo y trabajar de forma más eficiente.

Sin embargo, a la hora de comprar un conmutador KVM, hay que tener en cuenta varios factores, como el número de ordenadores conectados, los sistemas operativos compatibles, la resolución y el número de monitores, el tipo de conexión, las funciones adicionales y la facilidad de uso.

¿Qué es un conmutador KVM?

Un conmutador KVM (teclado, vídeo y ratón) es un dispositivo de hardware que permite a los usuarios controlar varios ordenadores o servidores desde una única consola. El conmutador KVM suele utilizarse con un teclado, un monitor y un ratón, y puede conectarse directamente a la consola o controlarse a través de una red.

Un conmutador KVM es especialmente útil para administradores de sistemas o técnicos informáticos que necesitan gestionar varios ordenadores simultáneamente sin tener que cambiar constantemente entre distintas consolas. Mediante el uso de un conmutador KVM, puede cambiar rápida y fácilmente entre diferentes ordenadores o servidores sin tener que cambiar físicamente entre dispositivos. Un conmutador KVM también ayuda a ahorrar espacio y energía, ya que sólo se necesita una consola para controlar varios dispositivos.

Hay diferentes tipos de conmutadores KVM, incluidos los que admiten un solo monitor o los que admiten varios monitores simultáneamente. Algunos conmutadores KVM también permiten compartir periféricos como impresoras o dispositivos USB entre los ordenadores conectados.

¿Cuál es la diferencia entre un conmutador USB y un conmutador KVM?

Un conmutador USB es similar a un conmutador KVM, pero está especializado en compartir periféricos USB como impresoras, escáneres, discos duros externos y otros dispositivos USB entre varios ordenadores.

A diferencia del conmutador KVM, que también permite compartir monitor, teclado y ratón, el conmutador USB se centra exclusivamente en compartir periféricos USB. Un conmutador USB puede ser útil si tienes varios ordenadores o portátiles y quieres que un único periférico USB sea utilizado por todos los ordenadores sin tener que moverlo físicamente cada vez.

Hay distintos tipos de conmutadores USB, incluidos los manuales, que permiten a los usuarios cambiar entre los dispositivos conectados con sólo pulsar un botón o interruptor, y los automáticos, que cambian automáticamente entre dispositivos en función de prioridades preestablecidas o de la configuración del usuario.

¿Cómo funciona un conmutador KVM?

El funcionamiento de un conmutador KVM suele ser muy sencillo. El conmutador KVM se conecta entre los distintos ordenadores y la consola. Cada ordenador está conectado al conmutador KVM, ya sea mediante una conexión directa por cable o a través de una red. La consola también está conectada al conmutador KVM.

Cuando el usuario desea cambiar entre los distintos ordenadores, utiliza el conmutador KVM para activar el acceso al ordenador deseado. El usuario puede hacerlo cambiando manualmente el conmutador o seleccionando el ordenador adecuado mediante una combinación especial de teclas en el teclado. Una vez que el usuario ha seleccionado el ordenador, puede utilizar el teclado, el monitor y el ratón para controlar el ordenador desde la consola.

Algunos conmutadores KVM más avanzados ofrecen funciones adicionales, como la posibilidad de admitir varios monitores o compartir el acceso a periféricos USB entre los distintos ordenadores. Otros también pueden controlarse a través de la red, lo que permite a los administradores controlar varios conmutadores KVM desde una ubicación central.

Algunos conmutadores KVM permiten conectar dos monitores. Sin embargo, depende del conmutador KVM concreto que utilice. Algunos conmutadores KVM tienen puertos DVI o HDMI que le permiten utilizar dos monitores, mientras que otros conmutadores pueden tener sólo un puerto VGA que sólo admite un monitor.

¿Puedo conectar dos monitores con un conmutador KVM?

Si tiene previsto utilizar dos monitores con su conmutador KVM, debe asegurarse de que el conmutador admite esta función y proporciona las conexiones necesarias. También es importante tener en cuenta que su ordenador o servidor debe tener los puertos necesarios para soportar dos monitores.

Sin embargo, si utiliza un conmutador KVM con dos puertos de monitor y un ordenador con dos puertos de monitor, puede conectar ambos monitores al conmutador KVM y controlar la visualización en ambos monitores. Esto puede facilitar mucho el trabajo y aumentar la productividad, especialmente si trabaja mucho con varias aplicaciones.

¿Qué debe tener en cuenta al comprar un conmutador KVM?

Estos son algunos factores importantes que debe tener en cuenta: asegúrese de que el conmutador KVM tiene suficientes puertos para gestionar todos sus ordenadores y compruebe que es compatible con los sistemas operativos de sus dispositivos. Asegúrese también de que el conmutador KVM admite la resolución y el número de monitores correctos para una visualización óptima.

También es importante asegurarse de que el conmutador KVM tiene los puertos adecuados para sus dispositivos y admite funciones adicionales como el uso compartido de periféricos. Fíjese en la categoría CAT para asegurarse de que el dispositivo es adecuado para su entorno de aplicación.

Además, asegúrese de que el conmutador KVM es fácil de usar y configurar, y de que el fabricante ofrece un buen soporte para resolver problemas técnicos de forma rápida y sencilla.

Con un conmutador KVM, puede ahorrar tiempo, trabajar de forma más eficiente y ahorrar espacio en su escritorio. Así que piense detenidamente qué características son importantes para usted para encontrar el conmutador KVM perfecto para sus necesidades.

Últimos vistos

Cambie a la tienda adecuada ahora

Hemos establecido que no se encuentra en Alemania y que podemos ofrecerle mejores condiciones de envío en nuestra tienda para su ubicación.